Los intereses económicos amenazan el río Otún

El río Otún es la única cuenca de la que se alimenta el acueducto de Pereira para surtir a los hogares de agua potable. Hoy esta cuenca enfrenta un grave problema: sus aguas reciben residuos contaminantes provenientes de las granjas y cultivos de la región.

Por: Sara Gaviria Piedrahíta y Mariana Montoya Rodas

traslacoladelarata@gmail.com

El río Otún inicia sus 78 kilómetros de recorrido en la Laguna del Otún, y desde su nacimiento se ve afectado por la pérdida de vegetación en sus orillas, el pastoreo de ganado, la tala de árboles y los cultivos de papa. Según Bernardo Flórez, trabajador de Aguas y Aguas de Pereira, en la cuenca alta del río y habitante de la zona, estos factores pueden provocar disminución del caudal del río, pero son controlables, pues se ha llegado a acuerdos con los habitantes de la zona y se han ido cambiando algunas costumbres campesinas que afectaban la cuenca y el medio ambiente. Según Mauricio Ramírez, jefe de prensa de Aguas y Aguas, todo está bajo control.

Más adelante, la cuenca media atraviesa el corregimiento de La Florida, zona rural de Pereira, allí los problemas provienen de un turismo mal manejado, basuras, alcantarillados incompletos, y las granjas de crianza de animales.

El caso de la porcícola Bella Vista

La porcícola Bella Vista, ubicada en la vereda La María (La Florida) funciona desde marzo de 1986 y desde su primera visita por parte de la CAR de Risaralda (Carder) hubo evidencias de mal manejo. No tenía pozos estercoleros, bodegas de almacenamiento, ni sistemas de tratamiento de desechos líquidos. Además, el destino final de los residuos era el río Otún y la porícola no contaba con el Permiso Provisional de Vertimiento.

Ante el mal manejo, la comunidad se ha quejado, la Carder ha multado a la porícola y la Fiscalía General de la Nación adelantó una investigación por el delito de contaminación ambiental que no se concluyó. Ante el incumplimiento a los llamados de atención, ha habido dos órdenes de cierre de la granja, una en 1993 y la más reciente en el 2007, que finalmente fue revocada.

“Nuestro clamor es para que se tomen medidas correctivas y se suspenda definitivamente ese vertimiento cuyo fuerte olor es percibido diariamente por los habitantes”, dice Zoraida Ramírez Mejía, habitante de la vereda Puente Albán, cerca de La Florida. La granja hace vertimientos a la quebrada La Cristalina, afluente del río Otún, única fuente de aguas potable para Pereira y Dosquebradas. La Carder exige un sistema de tratamiento para las aguas residuales. “Ellos tienen un biodigestor que les exige la Carder, yo lo visité hace poco y está obsoleto, tiene 20 metros de largo por 1,5 metros de profundidad y está repleto en su totalidad de estiércol, es un sistema que no sirve y el agua está arrastrándose directamente hacia el río. Están vertiendo al agua directamente todo lo que se produce”, dice Óscar Naranjo, técnico en gestión de recursos naturales que conoce la granja.

Una visita de inspección hecha por la Carder en abril 2010 confirmó el manejo inadecuado del que se quejan los vecinos de la porcícola. El concepto técnico de la visita señala que no se cumple el plan de fertilización aprobado, que dispone de manera inadecuada los residuos generados durante la actividad pecuaria y que el número real de cerdos supera en 270 los registrados. Una visita posterior señaló los mismos problemas.

El caso de la granja avícola Villa Esther (o Bellavista)

La granja Avícola Villa Esther -también llamada Granja Avícola Bellavista- existía desde antes del acuerdo 036 de 1987, en el que se prohíbe toda nueva construcción con destino a vivienda, alojamiento y sostenimiento de animales en confinamiento. Sin embargo, una vez pasó a ser propiedad de la familia Zapata, en 2010, se iniciaron construcciones que fueron presentadas a la curaduría urbana como remodelaciones.

La Curaduría Primera le concedió en septiembre del 2010 un permiso para una reparación locativa. Según la Ley 810 de 2003, “se entiende por reparaciones o mejoras locativas aquellas obras que tienen como finalidad mantener el inmueble (…) sin afectar su estructura portante, su distribución interior, sus características funcionales, formales y o volumétricas…” (Ver Artículo 8).

Pero la granja pasó de tener una capacidad de 13 mil a tener capacidad para 45 mil animales, según dice su dueño, Andrés Orrego Zapata. Sin embargo, la visita realizada por el curador, Luis Fernando Montes Posada, muestra una amplia construcción, donde según un antiguo trabajador de Zar Huevo, conocedor del funcionamiento la granja, pueden albergar hasta 180 mil aves.

Orrego Zapata, propietario de los galpones, asegura que es una granja biosegura, con certificados del ICA y registro de Fenavi. Sobre la “ampliación”, dice que ellos tenían pensado hacer unas mejoras, y para ello contaban con la licencia para reparaciones locativas otorgada por la Curaduría Primera. Sin embargo, dice Orrego Zapata, “al ver que esta granja estaba totalmente podrida, lo que se determinó fue demolerla toda y mejorarla”.

Olga Lucía Monsalve, abogada de la Curaduría, responde: “Yo quiero que se tenga claro que la Curaduría Primera de Pereira no ha dado ninguna licencia o permiso, en la curaduría no se ha licenciado nada”.

Aunque la vereda La Bananera (La Florida) aún no se ha visto afectada por la ampliación de la granja avícola, la comunidad teme que ocurra lo mismo que sucedió en el centro de La Florida, donde el confinamiento animal ha traído problemas como la proliferación de moscas, además de los vertimientos residuales que se hacen constantemente al río Otún, como ha ocurrido con la Porcícola Bella Vista, también propiedad de la sociedad Zapata Ramírez.

Más amenazas para el rio Otún

El río es además hogar de múltiples especies de flora y fauna que se refugian en él como patos, peces, garzas, osos perezosos, monos, y nutrias. Es un corredor de biodiversidad.

“Creo que este lugar debe ser más turístico que agropecuario, porque esta zona debe preservarse para la producción del agua de Pereira y el bien común debe primar sobre el bien privado y la explotación ambiental no puede ir en detrimento de una región”, comenta Iván Darío Mejía, representante de la ONG ambientalista Antahkarana.

Al hablar de cultivo de la cebolla característico de la región, Oscar Naranjo añade que “este cultivo no permite que crezcan malezas a su alrededor, y cada vez que llueve, el agua barre y se lleva todo eso al río y lo contamina. Esa gallinaza, mezclada con agroquímicos, contamina (…) aparte de eso se está desprotegiendo el suelo, lavando la tierra fértil de La Florida y está permitiendo que el agua se las lleve y ese suelo no se va a formar tan pronto, se necesitan por ahí unos 150 o 200 años para volver a tener una capa de suelo digna”.

Respecto a la nueva avícola, Carlos Andrés Ramírez -médico veterinario zootecnista y supervisor encargado de la granja- dice que las probabilidades de contaminación de una granja avícola son mínimas. “Como vemos no tenemos lixiviados, no va a haber generación de residuos líquidos, lo único es la generación de gallinaza principalmente, pero eso tiene un tratamiento de sanitación. Y la generación de mosca en una granja avícola es mínima”

Sin embargo, la resolución 519 de diciembre de 1991 dice que el “incremento poblacional pecuario y confinamiento, la diversificación agrícola de aprovechamiento intensivo (…) son componentes mayúsculos en la degradación del agua de una corriente socialmente aprovechable”.

¿Quién cuida el río?

La Alcaldía de Pereira y la Carder trabajan el proyecto del Parque Lineal del Río Otún “Línea de Vida”, cuya primera etapa está en construcción. En la cuenca media del río Otún se propone la creación del Parque Lineal (Ecoparque) Otún. Este proyecto contempla la identificación, reconocimiento y valoración del río Otún como patrimonio natural, busca su protección y conservación, y pretende dotar a la población local y a los visitantes de condiciones para la recreación y la educación para la sostenibilidad ambiental. Este proyecto nació a partir de un ejercicio académico conjunto la Universidad Católica de Pereira en los años 2006/2007. La iniciativa consiste en la construcción de andenes, vías peatonales, una ciclo ruta, miradores, paraderos de buses y un parque a lo largo del río Otún, como espacio para la recreación, el deporte y el mejoramiento de la calidad de vida tanto de sus vecinos como de la comunidad en general.

En cuanto al manejo de las aguas negras, se está desarrollando el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado. Es una obra que intenta tomar todas las aguas negras que salen de viviendas y barrios aledaños al Río Otún que se conducirán a una planta de tratamiento que se planea construir en Belmonte y donde se tratarán las aguas para así devolverlas más limpias al río Otún.

Si no se llevan a cabo proyectos de recuperación del río, no solo como fuente hidrográfica sino también como espacio público, este puede llegar a convertirse en un elemento de segregación social, pues según la socióloga Esperanza Hurtado, de la Universidad de Antioquia, al ser permisivos con las cuestiones ambientales y sanitarias, y que no haya mayor regulación por parte de autoridades, estos espacios pueden ser invadidos de manera inadecuada, generando más contaminación al no tener ningún tipo de apoyo ni capacitación.

En el río Otún, este proceso se ve entones en conflicto por intereses económicos y empresariales. Los Zapata son dueños de porcícolas, avícolas, cebollales, y del respeto de la comunidad. Humberto Zapata dice “¡Por favor! Déjenos que nosotros estamos haciendo tejido social”. Pero al preguntársele por cuestiones sanitarias, según la comunidad, ha dado siempre la misma repuesta: “es que mi mierda vale mucho”.

http://galerias.lasillavacia.com/galeria.swf?galid=45

Corrupción en Aguas y Aguas: ¿dónde están las pruebas?

Gastos improcedentes y no pertinentes, son algunos de los cuestionamientos contra la entidad prestadora de servicios públicos. Pago de gimnasios, canciones y patrocinio de equipos de fútbol profesional en entredicho, son algunas de las inversiones cuestionadas.

Por: Diana Lorenza Castellanos

dianis15castellanos@hotmail.com

Muchos hablan, comentan y critican la administración de la gerente de Aguas y Aguas, María Irma Noreña, cuestionando  algunas de las supuestas irregularidades que se han encontrado en esta empresa de servicios públicos. Lo cierto es que hasta el momento no hay ninguna prueba que pueda confirmar dichas  anomalías. La  pregunta es ¿no hay ninguna irregularidad y todo es transparente o son muy astutos y han sabido camuflar estos actos?

“Primera vez en 22 años que me encuentro a un gerente manipulando los contratos”, afirma  Jorge Hernán Penagos, comerciante de tubería y redes para alcantarillado.

Maria Irma Noreña (en el centro), Gerente Aguas y Aguas

Entre los actos más cuestionados de la empresa de Aguas y Aguas se encuentra la dilapidación de recursos, es decir, están gastando dineros que a juicio de varias personas  deberían ser invertidos en algo más productivo: “hay que mirar la eficiencia y la pertinencia del gasto”, asegura Carlos Alfredo Crosthwaite, ingeniero civil de la Universidad Libre de Pereira.

Ejemplo, la financiación de un video musical llamado “Ríos de agua pura”, que promueve el cuidado de los ríos, interpretada por Javier Enrique Rodríguez. La empresa se  gastó 21 millones de pesos, que para ellos se ven representados en la responsabilidad y conciencia que adquiere la gente por el cuidado de los ríos. Pero los sondeos muestran algo diferente, pues de una muestra de  10 personas, una sola conoce la canción. Adicional a ello se gastaron en difusión de imagen siete millones de pesos. “Hoy por hoy nadie se acuerda del tema, fue algo sin trascendencia alguna”, afirma Jorge Eduardo Hurtado, director artístico de RCN Pereira.

Refuta Diana Vega, comunicadora social y contratista de Aguas y Aguas, que “el poco impacto social se debe a que la difusión comercial se hizo solamente en comunidades aledañas a los ríos y en colegios”.

Otros gastos en entredicho

Otro ejemplo, el patrocinio con 3.000 millones de pesos al equipo del Deportivo Pereira, por tener en su camiseta el logo de la empresa. Logo que fue modificado, ya que un reconocimiento del 55% de la población no es suficiente para una empresa que es monopolio. “La mitad de la gente no lo conoce y le preguntan por el logo y la gente no sabe”, asegura Mauricio Cardona, comunicador social y contratista de la empresa Aguas y Aguas, para defender la inversión en el equipo, el mismo que llegó a sumar 32 fechas consecutivas sin ganar un partido.

Por último, un contrato con el centro de acondicionamiento físico BodyTech, en donde la empresa invierte 20 millones promoviendo el deporte a los empleados, algo fuera de las funciones de la empresa.

Estos son 4 gastos que han sido cuestionados y que para la empresa de Aguas todos tienen una razón y debida justificación, pero la pregunta sería ¿qué tan de acuerdo están los pereiranos con que la plata que pagan por el servicio de agua sea “invertida” de esa forma?

Aparte de lo mucho o poco que apoyen los ciudadanos, estas “inversiones”, aparentemente se salen del objeto social de la empresa: “La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Pereira S.A. E.S.P, tiene por objeto principal la prestación de los servicios públicos domiciliarios de acueducto y alcantarillado, incluyendo sus actividades complementarias”.

¿Gastos de servicio o de inversión?

En caso de tomar como gastos apropiados de la empresa los desembolsos  anteriormente cuestionados, hay otra conducta inapropiada, ya que estos deberían entrar como gasto de servicio y no de inversión. Es decir, Aguas y  Aguas tiene un presupuesto para gastos de servicios y otro para gastos de inversión, los de servicio se financian con el dinero que recoge la empresa y los de inversión con dinero del Estado. “Hemos considerado en algunos momentos la imagen corporativa como un gasto de inversión, es decir, es una inversión en la imagen de la empresa que da créditos y mejora la  proyección de la empresa”, dice Mauricio Cardona,

María Irma Noreña es la gerente administrativa de la empresa Aguas y Aguas, en recae la mayoría de señalamientos por corrupción, pues cabe denotar la fortuna que ha conseguido durante su carrera en la administración pública. “A mi no me consta nada, pero una casa de más de 1.500 millones en Cerritos, las segundas tierras más costosas del país, dejan mucho qué desear”, afirma Carlos Echeverry, columnista del periódico La Tarde, refiriéndose a la propiedad familiar que adquirieron los Noreña.

Noreña perteneció a la estructura administrativa de la empresa de telecomunicaciones Cable Unión, empresa dirigida por el ex senador Habib Merheg, quien de la mano del entonces alcalde Juan Manuel Arango, le ofrecen el cargo de gerente de Aguas y Aguas en el 2006. “Habib Merheg fue quien la posesionó, la llevó a ese puesto”, afirma Jorge Hernán Penagos.

Desde este año, se han venido presentando quejas y disgustos por la forma de contratación.  Aguas y Aguas es una empresa pública porque la naturaleza jurídica de esta es  “una empresa de servicios públicos mixta, perteneciente a la rama ejecutiva del poder público de orden municipal”, así lo expone Carlos Torres, secretario general de Aguas y Aguas.

Esta naturaleza jurídica le permite a la empresa de aguas contratar de forma directa y sin intermediario, personal por un monto de mil millones de pesos, facultad que dio la ley 142 para que estas empresas pudieran optimizar servicios y así ejecutar obras de manera rápida para garantizar la prestación  de los servicios. De acuerdo con esto, la gerente puede gestionar la contratación de  quien quiera y sin control alguno.

Esto ha generado, según los críticos, muchos sobrecostos a la hora de contratar, pues en esta modalidad los contratos se llevan a todo costo, a diferencia de las licitaciones públicas, que permiten la libre competencia de mercado y  una reducción de gastos.

“Ahí tenemos que confiar que ella es un ángel impoluto, eso no se le puede dejar con que la persona es impoluta y que es un dechado de virtudes, entre más virtudes impolutas tenga, más mecanismo de control debe tener la persona“, recomienda Fernando Arias, concejal del Polo Democrático Alternativo.

Formas de contratar

Otra forma de contratar es mediante invitaciones privadas, donde se llama a 3 o 4 proponentes, para que presenten una propuesta y la gerente escoge quién gana, sin importar el precio, si es más alta o más baja, ella decide a  quien contrata. De esta forma, muchas veces se direccionan los contratos: “simplemente les ponen tantos requisitos, que no todos alcanzan a entrar”, comenta un ingeniero en una reunión de  la Asociación de Ingenieros de Risaralda

Con esta forma de contratación, se dice que María Irma Noreña ha triplicado su patrimonio pues casualmente su esposo, ex personero de Pereira, con poca relación con el gremio de la construcción, compró la ferretería llamada “La casa del constructor”.

Ferretería La Casa del Constructor de la calle 14.

No necesariamente la empresa de Aguas y Aguas tiene que contratar con estas ferreterías para favorecerlas. “Eso le dan unas vueltas para disimular el tema de la contratación, por eso no aparecen directamente ellos involucrados, pero sí le dan la vuelta a través de otras ferreterías”, dice Jorge Penagos. Es decir, un ejemplo, el suministro de 200 medidores de agua, “La casa del constructor” los podría dar a 18 millones de pesos, pero la licitación se la dan al almacén Paris, quien le compra a “La casa del constructor” y le vende a Aguas y aguas en 22 millones. Esta sería una forma de favorecer el negocio de su esposo,  aumentando los sobrecostos.

Según Carlos Torres, las personas o entidades que invitan a las licitaciones, siempre son distintos, pues hay un registro de proponentes que está rotando constantemente, la dificultad esta cuando aparece una figura de “testaferrato” en los contratos.

Para Penagos, “hay un grupito de ingenieros a los que no les falta contrato” y todo esto es posible debido la falta de control. Esta forma de contratar también afecta a los jóvenes ingenieros que están a la espera de una oportunidad, para demostrar su talento y su habilidad, pero al contratar siempre  los mismos, estos jóvenes van quedando marginados de una oportunidad

Crear conciencia

Juan Carlos Valencia, plomero de Aguas y Aguas, y presidente de SINTRAEMSDES, Sindicato de Trabajadores de Empresas Públicas, afirma que el problema más que de corrupción es de conciencia.

“El problema está es en la gente, en la medida que la gente tenga claro la conciencia de que eso no se debe  hacer, que se tiene que trabajar por las condiciones que hay  en este país y que esas cosas vayan apuntando a mejorar la población colombiana, pues en esa medida cambiarán las cosas”, afirma Juan Carlos Torres

Al final de cuentas, legalmente no hay nada que pueda demostrar que esta empresa no está cumpliendo con los principios establecidos dentro del artículo 209 de la Constitución política que dice que “los recursos deben manejarse dentro de los principios de trasparencia de legalidad y serenidad de economía”. Pregunta el ingeniero Crosthwaite: ¿Hay legalidad cuando se contrata personas que no son idóneas?”. “Hay trasparencia cuando todo se adjudica a dedo, cuando se debe hacer licitación pública, hay economía cuando se gastan en objetos sociales que para nada corresponden con el objeto de la empresa.

Ahora el pueblo se debe preocupar por no dejar que el único patrimonio que le queda a los pereiranos y el cual le ha costado tanto a la gente y al gobierno sacar adelante, pase a manos del sector privado.  “Lo ponen bueno, lo ponen bonito, y después viene un empresario y dice: yo voy a operar el servicio,  como lo que ha venido pasando en Colombia, todo ya es privatizado”, remata Crosthwaite.

Recursos públicos: ¿bienes compartidos?

Concejo de Pereira en tela de juicio por mala administración en caso de Aguas y Aguas y ESE Salud Pereira.
 
 
Por: Jennifer Andrea Vasco  

Con el fin de conocer si una de las principales responsabilidades del Concejo Municipal- “Reglamentar las funciones y la eficiente prestación de los servicios a cargo del municipio”, de acuerdo a lo estipulado por el artículo 313 de la Constitución Política- ha sido un hecho, se optó por buscar la opinión de funcionarios y ex funcionarios del concejo municipal acerca del desempeño  de la actual administración.

Carlos Alfredo Crosthwaite,  ingeniero civil y ex concejal, considera que el concejo actual no ha cumplido ni cumplirá en primera instancia las aspiraciones de los ciudadanos, pues lo primero que esperan ellos es que alguien los represente con dignidad, por tal motivo, cataloga al concejo como una “maquinaria” que solo funciona en épocas electorales y la cual solo es utilizada para el enriquecimiento propio; plantea Crosthwaite que una demostración clara de esta mala administración ha sido las privatizaciones de la Empresa de energía, y aseo además del endeudamiento por el que pasa la ciudad.

Empresas públicas que fueron el patrimonio de la ciudad de Pereira, debido a los manejos insuficientes, fueron privatizadas, afirma el columnista Carlos Andrés Echeverry, quien ha escrito varios artículos en su página web sobre el caso de Aguas y aguas, donde cerca de 150 contratos fueron concedidos por la modalidad directa y la invitación privada, ignorando la licitación pública como mecanismo de selección y como lo menciona en una de sus columnas , el “dedo” de la gerente pasó a ser el modo de selección.

De igual forma, el enriquecimiento que presuntamente ha tenido Irma Noreña, gerente de Aguas y Aguas, ha sido un tópico relevante en los escritos de Echeverry; de acuerdo a su web, en una entrevista realizada el mes de diciembre de 2010, Noreña trata de explicar su capital; respondiendo a la pregunta que se le hizo sobre una casa lujosa que posee en el sector de Cerritos, ella afirmó que es una sociedad familiar para realizar eventos, la cual  no aparece en el ministerio de Industria, comercio y turismo como registro nacional de turismo, según lo exige la ley.

Fernando Arias, concejal del Polo, con respecto al supuesto enriquecimiento ilícito de Irma Noreña afirmó que  desconoce algún procedimiento penal ante el hecho y aunque hubo una serie de denuncias ante el supuesto de que su esposo se beneficiaba de contratos, no se ha demostrado que éste tenga contrato con la empresa de Aguas y Aguas; comenta Arias que hay un estatuto contractual que le permite a la gerente adjudicar los contratos y hay que constatar que la empresa de Aguas y Aguas es una empresa con autonomía administrativa y presupuestal, por tanto su junta directiva, la que expide los actos de gobierno de la misma entidad y el Concejo, no tiene la posibilidad de decidir porque reglas contractuales se rige la empresa.

No obstante Noreña ha sido invitada al concejo para que rinda cuentas y no ha sido posible encontrar irregularidades en el manejo de los recursos públicos, por  lo que si afirma  Arias que a quien le corresponde garantizar  trasparencia en los contratos es al alcalde de Pereira y  a la junta directiva.

 

El caso de ESE Salud Pereira


El 20 de febrero en los principales diarios de prensa local apareció una premisa en donde se  relata como el día anterior, 19 de febrero a las 7:30 am, el DAS intervino a ESE Salud Pereira, con el fin de hacer registro de los disco duro y computadores portátiles de la entidad para recoger información y aclarar la denuncia del mal manejo de los recursos. Según publicaron los diarios, la ESE pasa por una de sus peores crisis administrativas, pues hace dos meses no se les paga a sus funcionarios y existe un endeudamiento de 10 mil millones de pesos.

Carlos Alfredo Crosthwaite afirma que este es el resultado por ser ESE Salud una identidad parcelada, por haber sido entregada a un concejal que ha hecho lo que se le da “la real gana” con la ESE y en este caso la señora Judith Giraldo quién ha hecho lo que ha querido, refirió Crosthwaite. Esta entidad está encargada de prestar el servicio a los más necesitados, personas que no cuentan con el SISBEN, y como entidad pública debe ser objeto de preocupación del concejo.

Con respecto al caso de la ESE Fernando Arias responde que  el concejo le ha hecho en reiteradas ocasiones el seguimiento a su gerente, Juan Carlos Marín, con el fin de aclarar la falta de suministro de medicamentos, el déficit y el allanamiento que realizó el DAS; Arias ha sido uno de los que le ha generado más debate al gerente de la ESE en materia de oportunidad y eficiencia en el servicio.

Sí hubo  presencia del concejo ante esta entidad, aunque como todas las empresas públicas, ESE Salud posee autonomía administrativa y pese a que el actual gerente ha sido muy criticado, el concejo no tiene el derecho a retirarlo pues quien posee este poder es la junta directiva. Respecto con el endeudamiento de 10 mil millones pueden existir varias causas que lo originan, entre ellas el crecimiento de cartera, aproximadamente unos 25 mil millones que se le debe a esta entidad, deudores como las EPS e IPS, que posiblemente ocurre por la falta de gestión del gerente. Lo que si le queda claro a Arias es el conflicto político que existe entre la gente que ha apoyado al gerente Marín y el alcalde Israel Londoño, quien parece estar interesado en tomar el control de la empresa, de acuerdo a lo que afirma Arias.

Se puede afirmar que  hechos que para muchos son evidentes tales como el porcentaje que recibe Judith Giraldo de las contrataciones de la ESE salud, según lo afirmó el ingeniero Crosthwaite y el concejal Fernando Arias, aún siguen pasando desapercibidos.