Cáncer en el Deportivo Pereira

Por: Juan Francisco Molina Moncada (pacho_150792@hotmail.com)

Simón González López. (simongonzalezlopez@gmail.com)

La historia del Deportivo Pereira se destaca más por ser una truculenta tradición de vejámenes administrativos que por los logros deportivos que haya alcanzado en los últimos años; el equipo ha estado en manos de particulares que de una u otra manera, sólo se lucran  a costa del detrimento de una institución  empobrecida económica y deportivamente y que hoy sobrevive gracias a la voluntad de la familia López Bedoya que aparecen, a partir de mes de Septiembre de 2010, como los actuales  dueños, situación que aún no está clara para nadie.

Un sin número de personalidades de la ciudad y conocedores de la situación financiera y futbolística del equipo Matecaña, aluden a esta problemática de la siguiente manera: Henry Carvajal, periodista deportivo de la emisora Ecos 1360  afirma que “siempre ha habido un interés personal, no es un interés colectivo…”; el señor Carlos Grisales, ex periodista y aficionado del Pereira agrega “…los empresarios han pensado en llenar sus arcas, sin pensar en la ciudad”“…la gente que viene acá en la parte administrativa viene pensando cómo robarse la plata de la institución”, Jorge Loaiza, entrenador de fútbol de la Selección Risaralda asegura “…al Deportivo Pereira no llegan dirigentes a servirle al equipo sino a lucrarse del Pereira”, manifiesta Hugo Ocampo Villegas, periodista deportivo. “los directivos pretenden vender a uno o dos jugadores para salvar sus arcas”, concluye  Alonso Villegas, un ex periodista deportivo.

Son varias las formas que evidencia y denuncian la situación real del equipo, pero al final, todos llegan a un mismo concepto: Deportivo Pereira, históricamente ha sido víctima de personas que han obtenido  su posta a su merced del perjuicio de patrimonio del equipo.

Una de las tantas maneras  a partir de las cuales se ha conseguido su detrimento, es a través de la venta de jugadores destacados deportivamente en el equipo, lo  que ha permitido la llegada a su administración de personajes relacionados con actividades ilícitas, generando polémica en torno a la certeza de quién es el dueño los dueños de este equipo.



Personas llegan, venden jugadores… y la plata no aparece

Varios son  los jugadores que se han destacado y que por ello han sido vendidos por la administración del Pereira a los grandes equipos del fútbol Colombiano y del extranjero, sin que quede el verdadero beneficio y crédito a la institución Matecaña. Un episodio destacable en este aspecto se dio con la venta de jugadores como Rafael Castillo, Felipe Benalcázar  y Felipe Chará bajo la presidencia administrativa del señor Ramón Ríos (1999-2004), quien fue acusado por lavado de activos con la transacción comercial de éstos futbolistas.

Golpeando con sus piernas el balón con el que al país otros le hacen el gol. Y así es como se salta a la justicia en el negocio de lavar…

Con relación a este tema de lavado de activos, si bien es cierto que el señor Henry Carvajal afirma que se ha lavado dinero proveniente de actividades ilegales en el Pereira, y Carlos Alfredo Crosthwaite, ex concejal de la ciudad califican al equipo pereirano como un “mecanismo de negocio, usufructo de rentas y lavado de activos”, pero esto aún no  ha sido posible comprobarlo.

La apropiación y las negociaciones de los futbolistas, así como el  ingreso de dineros irregulares al equipo, han generado a su vez que éste sea relacionado con otras actividades extra futbolísticas, destacándose en esto,  la figura del reconocido paramilitar Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco” en concordancia con  lo publicado por la revista Semana en su página web el 16 de Agosto del 2006.  Por otro lado el 27 de Noviembre del 2010, la revista también  relaciona al onceno pereirano con el hermano de alias “Macaco”, Roberto Jiménez, ex candidato a la alcaldía del municipio de Dosquebradas, en el marco de unas negociaciones no muy claras dentro de una operación de lavado de activos, lo cual no fue esclarecido dentro de la investigación de la Fiscalía en el momento de sus participaciones.

Por otro lado, los empresarios de los jugadores también se han visto beneficiados de sus ventas; al respecto Jorge Loaiza afirma que “se han lucrado personas ajenas al club de este tipo de jugadores, van a las oficinas del equipo y se apoderan de los derechos deportivos”.

Un caso que ilustra lo anterior es el del jugador  Fernando Cárdenas, vendido al Once Caldas en el 2010, año en que el Pereira, de acuerdo a sus registros contables del primer trimestre, proyectaba ingresos de 500 millones de pesos por concepto de la transacción de jugadores un año donde no se evidenció beneficios o logro alguno de estas transacciones .

Afirma Hugo Ocampo que existía un convenio el cual otorgaba el 50 por ciento del monto de venta al Pereira y lo restante al apoderado de Cárdenas. No obstante este acuerdo desapareció, pues conforme a lo que explica Óscar Alzate, abogado y periodista deportivo del semanario “Nuevo Estadio”, que todo un mercader del fútbol llegó a las oficinas del equipo, “habló duro” y se llevó el 50 por ciento de la venta que correspondía a la institución Matecaña.

El la va rodando y el gol les va dejando.

La transacción del jugador matecaña Carlos Darwin Quintero, vendido al Santos de México en la suma de 4.5 millones de dólares en el 2009, genera incertidumbre en torno a quiénes son los verdaderos dueños del equipo, pues presuntamente ésta ha sido objeto de negociación entre las personas que en los últimos tiempos administran el club con el fin de comprar su  ficha.  No se ha aclarado si tales sumas se han cancelado en su totalidad, y por ende, no se conoce con certeza en manos de quién debería estar la entidad matecaña.

Este arreglo por la venta del jugador Quintero por parte de Luis Fernando Osorio Acevedo -ya fallecido, y líder por entonces de la frustrada S.A. (Sociedad Anónima)- pretendió administrar al equipo entre el 2008 y el 2010, con el fin de comprar la ficha del Deportivo Pereira a la familia López Bedoya. Estos regresaron al mando del equipo pereirano argumentando que Osorio no canceló el dinero que correspondía a su primera inversión.

Augusto Ramírez, ex presidente del Pereira, dice que “la plata entró al Deportivo Pereira para comprar las acciones que tenía la familia López -Álvaro y Francisco- en Corpereira, aunque parece que la plata que se pagó no era toda. No se alcanzó a pagar todo lo que eran las acciones de la familia López y ellos se reservaron una parte”. Henry Carvajal asegura que Osorio si le pagó a los López lo equivalente a su primera inversión, por lo tanto, según el periodista, éstos se apropiaron del equipo a través de “un acto de intimidación”.

Para poder comprender esta disputa de a quién o a quiénes les corresponde el mando del Pereira, cabe explicar cómo un equipo administrado por el municipio, terminó en manos de ambiciosos particulares, que entre ellos se distribuyen la administración de la institución.

Venta de la ficha a particulares

Hugo Ocampo destaca que el equipo no nació como club, sino como proyecto de iniciativa deportiva del municipio, el cual administró la ficha del entonces Deportivo Pereira Fútbol Club, del que se puede destacar, según Carlos Ariel Jiménez, ex dirigente deportivo, el sentido de ciudad que poseían sus dirigentes.

Es en el año de 1979 cuando se empieza a manejar la denominada “ficha delegada”, momento en el que el municipio decide otorgar el manejo del Deportivo Pereira a particulares, pero el verdadero problema empieza, según Ocampo, cuando diez años después en 1982 estos particulares ceden el equipo al narcotraficante Octavio Piedrahíta. Cabe resaltar, de acuerdo a lo afirmado por Carvajal, que “por el Pereira pasaron todos los carteles de la mafia colombiana”, en una época marcada por la relación narcotráfico-fútbol.

Para el año de 1986, una iniciativa calificada como cívica por uno de los ex presidentes del Matecaña, Augusto Ramírez adquirió desde entonces la ficha del equipo; ésta era la creación de “Corpereira”, una corporación que desde sus inicios “no tuvo mucho de progreso porque no se tenía plata”, de acuerdo a lo afirmado por Ramírez que: “Corpereira necesitaba de mucho dinero para poder subsistir y por eso se trajo dinero de otras partes, no se sabía de dónde, pero mantenían al equipo vivo, que era lo que la mayoría de la afición pedía”.

Desde entonces Corpereira fue manejado bajo el modelo de la ficha delegada hasta cuando, lo explicado por Ocampo, “ya no se manejaba la administración delegada sino que ya se negociaban los paquetes de acciones. Los López los compraron y ellos quedaron con la mayoría de las acciones en Corpereira”, distribuyendo éstas en tres empresas familiares, de acuerdo a lo explicado por el abogado Álzate.

En su primera etapa, Francisco López Bedoya -presidente actual del Deportivo Pereira- afirma que “el equipo le quedó debiendo a nuestras empresas $ 4.500 millones”, aún así, dos años y medio después de su llegada, decidieron dar un paso al costado, con el fin de ofrecer “una oportunidad a la Alcaldía y a la Gobernación para que ellos dijeran quién podía coger al equipo en administración y lo sacara adelante”; es así como llegó al Pereira Luis Fernando Osorio, liderando la frustrada creación de la S.A. que jamás nació, pues de acuerdo a Ramírez, ésta no podía liquidar los pasivos de Corpereira.

La S.A. administró al Deportivo Pereira hasta septiembre del 2010, cuando los López regresaron posteriormente a una época en la que el onceno pereirano quiso pasar de ser administrado por unas pocas manos a varias manos.

La S.A., época de bonanza y de sueños inalcanzables

El equipo tras de salvarse del descenso en dos ocasiones en el 2008 y el 2009 y de tener jugadores y entrenadores de prestigio, la S.A. no nació deportivamente, además, no tuvo el aval de la Superintendencia de Sociedades,  según lo asegurado por el abogado Óscar Álzate, quien además dice  que se  hizo captación ilegal de dinero a través de la convocatoria abierta para la compra de acciones en el club deportivo.

La S.A. es recordada por Carvajal como “uno de los mejores manejos que ha tenido el Deportivo Pereira en toda su historia”, sin embargo, Guillermo Gómez, periodista deportivo de RCN, critica la administración económica de ésta era, afirmando que “Osorio hizo contratos sin tener plata”.

Es por este motivo que el señor López indica que “hoy tenemos demandas grandes que ellos no pagaron y no asistieron jurídicamente. Aquí no hubo doliente en dos años, ni jurídicamente ni administrativamente, esto fue un paseo”. Complementa López que al equipo lo habían dejado tirado y que por ello se dio su regreso, “como dueños todavía del equipo”.

Segunda etapa de Álvaro y Francisco López

Augusto Ramírez no entiende “cómo las acciones que tenía la familia López en Corpereira y que se dice que se pagó una plata por ellas, vuelven a ser de la familia López, porque no hay una documentación suficiente para aclarar de quién es el Pereira”.

Por su parte, Francisco López asegura que “de 4.800 millones de pesos alcanzaron -los de la S.A.-  a abonar 2.000 millones, de resto no nos pagaron”; Henry Carvajal confirma que Luis Fernando Osorio “el 9 de Marzo y el 9 de Abril del 2009, en dos contados, canceló 4.181 millones de pesos a los señores López”, indicando, por tal motivo que éstos, a través de un acto de poder y fuerza se apropiaron del Deportivo Pereira; Carvajal exige  constantemente en su programa radial a la familia  López que devuelvan el equipo a la ciudad, afirmando tener un documento que certifica el pago total de Osorio a los  López.

Por lo pronto, Francisco López afirma que él y su familia seguirán al frente del equipo sin someterse a lo que está invitando el Gobierno Nacional con su nueva ley del deporte -la conversión de equipos a S.A.- asegurando que continuarán trabajando como corporación.

Pese a esto, Álvaro López Bedoya “en calidad de mayor inversionista y de persona que ha asumido el compromiso personal y empresarial” con el  equipo, en carta abierta del 25 de mayo del 2011, además de convocar a la ciudadanía y las empresas de la ciudad para reforzar la parte económica de la institución, indica que viene buscando a una persona o grupo de personas que deseen asumir las riendas administrativas  del equipo, asegurando que “Si esas personas aparecen, gustosamente doy un paso a un lado y entrego de inmediato la administración del equipo, sin reparo alguno”; aún así nadie aparece para tomar el mando de un equipo que se sumerge en la última posición de la tabla del descenso.

Un cáncer que parece ser incurable

“El Deportivo Pereira es un equipo entregado, sin cuentas, ni  patrimonio, sin saber cuál es el origen de los recursos”, sentencia Crosthwaite; por su parte Ocampo dice que “el problema no es que le quiten al Pereira, porque no tienen qué quitarle, sino, es qué negocios hacen alrededor del Pereira el dirigente o entrenador de turno?. Ganan a costa del equipo”, complementando que “hablar del Pereira es hablar de tristezas”.

Sin patrimonio, y siendo vejado por casi todos quienes lo han administrado, el Deportivo Pereira sigue padeciendo su cáncer: a nadie le duele este equipo, salvo a una hinchada fiel que impotente observa cómo particulares y rivales le meten goles a una institución que se acerca más al abismo, conforme se aleja de aquel primer título, el cual, pese a todo, no se deja de soñar.

Rumores y supuestos es la situación ambiental de Santa Rosa

Santa Rosa de Cabal es un municipio turístico de Risaralda, caracterizado por su riqueza ambiental e hídrica. Hoy se encuentra en peligro de perder gran parte de estos recursos, pues temas como el de la minería no se están tomando en serio. Desinformación.

Por: Julián Andrés Grisales Vásquez (julyan022@hotmail.com)

Juan Camilo Aguirre Garzón (jcas001@hotmail.com)

En la actualidad Santa Rosa de Cabal cuenta con dos zonas de explotación o exploración minera. Una en la vereda El Español -límites entre Marsella, Chinchiná y Santa Rosa- y la otra en reserva Campo Alegre, las cuales llevan tres años en supuesta exploración.

Una de las habitantes de El Español dice “están buscando un mineral más caro que el oro”. Según el contrato de la concesión se pretende buscar, oro, plata, cobre, zinc, plomo, platino, molibdeno y sus concentrados, pero llegado el caso que se encontrara un elemento no incluido en el listado, solo es solicitar el permiso de explotación y se otorgará dicha concesión.

Las concesiones que se han otorgado son un tanto confusas, pues incluso las personas de estos lugares no tienen claridad de quienes son las empresas encargadas de dicha “explotación”. Están ubicadas en El Español, por donde pasa el río San Francisco, y en la reserva municipal Campo Alegre, por la cual corren los ríos Campo Alegrito y Campo Alegre, sistema hídrico que abastece a más de 600 mil personas de los municipios de Santa Rosa de Cabal, Dosquebradas, Pereira, Chinchiná y Palestina,.

Las actividades mineras implican un importante cambio en el balance entre la filtración del agua en las cuencas, y la cantidad en milímetros cúbicos de aguas lluvias que se recoge, debido a esto se produce una modificación del suelo y también de su vegetación, lo cual trae como consecuencia la erosión de la tierra a gran escala. Pero esto no es todo, el agua de sus cuencas, recorrido superficial y subterráneo, también se contamina, debido a que la explotación minera implica el uso de químicos como lo son el cianuro y el mercurio, en el caso del oro -comenta Angela Fernández, ingeniera ambiental.

En el municipio se ha dicho que en El Español se está explotando, pero la comunidad sigue sin saber quién lo maneja, cómo lo están haciendo y cuánto llevan en este lugar, ya que algunos de los habitantes de este sector rural no saben que esto ocurre. Sin embargo, ha sido un tema que ha generado muchos rumores entre los líderes de la zona urbana del municipio.

Tanta ha sido la incertidumbre respecto al tema, que hasta el candidato a la gobernación Sigifredo Salazar, está en contra de que este sector se “explote” y lo manifestó en un acto de su campaña, cuando pasó por Santa Rosa de Cabal. Así mismo, en un cabildo abierto desarrollado en el Concejo municipal, el concejal Jorge Calderón y el líder sindical Dober Hoyos realizaron una denuncia sobre supuesta “explotación minera en El Español”.

Según informaron los medios regionales, el congresista César Franco, quien pertenece a la Comisión quinta del Senado, encargada entre otras cosas de la minería, señaló en un acto oficial que “hoy se vienen desarrollando explotaciones mineras a cielo abierto en todo el país, se vienen denunciando fuertes irregularidades que provienen desde las mismas Corporaciones Autónomas en el otorgamiento de licencias de explotación, y  hoy tenemos una denuncia que vienen haciendo los santarrosanos, de una explotación minera en el corregimiento del El Español”. Sin embargo, al ser abordado para ampliar esta información, el congresista afirmó que apenas anda en proceso de recolección de datos sobre este tema.

La defensa

La minería en el sector de El Español es legal, puesto que todos los permisos dados por Ingeominas y la CARDER (Corporación Autónoma Regional de Risaralda) están en regla, dejando que la empresa IGTER S.A (Ingeniería y Gestión del Territorio), anterior dueña de la concesión, la cual tiene una duración de 30 años, cediera el 100% de ella por el valor de treinta y un millones setecientos sesenta mil ochocientos ochenta y nueve pesos ($31.760.889) a la compañía Sociedad Soratama. Tanto IGTER S.A como Soratama pertenecen a una misma multinacional: Antioquia Gold.

Los permisos otorgados por la Carder son para el uso de las aguas del río San Francisco, del cual se les permite derivar un caudal de 1,45 litros por segundo, para la fase de exploración en la concesión minera, en los predios El Salado y La Unión.

“Esto es algo que no está oculto a nadie” afirmó el capataz de una de las exploraciones mineras en el sector, también se le preguntó por el nombre de las empresa propietarias, pero este evadió su repuesta al decir que eran empresas de Medellín, mientras que uno de los trabajadores en la exploración número cinco, comentó “Soratama y Mello, son las empresas que están aquí”.

“En las riberas del río tienen ubicadas tres plataformas para hacer uso de la concesión del agua, estas suben el agua por una manguera que conduce hasta otra moto bomba, y así mismo es conducida a una tercera motobomba, que nutre el taladro de la exploración número cinco. Lo que no se sabe es que se hace con esta agua ya que no regresa a su río”,  afirma Juliana Álvarez*.

En el caso de la reserva municipal Campo Alegre, se está debatiendo en el Concejo municipal si se accede a una re categorización o no, ya que con la ley actual, los únicos lugares que no se pueden recurrir a la minería son los Parques Nacionales y Parques Regionales.

Otros problemas ambientales

No solo la minería causa dolores de cabeza a los protectores del medio ambiente, pues a ello se le suman la deforestación acelerada para la siembra de pasto y manutención de bovinos, a una altura de 3.200 metros, a pesar de ser nivel recomendado para bosque andino. Otro asunto es la construcción de una carretera por parte de la Gobernación, que además de facilitar un acceso más rápido, también impulsa la cacería indiscriminada de animales.

De otra parte, en los últimos años se ha logrado evidenciar cómo en Santa Rosa de Cabal sus cuencas hidrográficas se pretenden usar y contaminar de alguna manera. Un ejemplo fue la suspensión de la planta de quema de residuos hospitalarios, que se planeaba instalar al lado del río San Eugenio, la que llevó a que el hospital quemara los residuos en sus instalaciones.

Según uno de los habitantes del sector de El Español, el monocultivo de tomate también está generando problemas, ya que al fumigarse con fuertes químicos, lo que se hace es que la tierra pueda erosionarse más rápido causando así que la polilla esté volando a los cafetales, y produzca grandes pérdidas en las cosechas.

A su vez Smurfit Kappa Cartón Colombia S.A se ha ido apoderando de las cuencas de varios ríos y de muchos terrenos, en donde siembran para explotación maderera, cosa que debilita mucho los suelos y seca las cuencas hídricas.

“Cerca de las cuencas no se pueden tener construcciones, ni tampoco tener monocultivos de pinos, ciprés o eucaliptos. Algunas empresas de cartón y papel no conocen, no saben y en ocasiones ni respetan esto, puesto que lo que hacen es avanzar con sus monocultivos de árboles y demás. Este es otro problema que no genera la explotación de la tierra a nivel de metales, sino de la tierra y sus minerales para producir maderas en una forma descabellada y descarada”, afirma Carlos Mario López, ambientalista de Santa Rosa de Cabal.

Las cuencas de los ríos San Eugenio, San Ramón y otras que tiene el municipio, se están reforestando con el apoyo de “grupos ambientalistas”, pero los árboles que se siembran son pinos y eucaliptos, caracterizados por ser madereros. Esto conlleva a que la recuperación de las cuencas hídricas no se haga como es debido, con árboles nativos (bosque andino) o siembra para alimentación.

Este tipo de árboles deja más propensa la tierra a la erosión y con ello lleva a que se puedan secar estos afluentes. No solo dejaría sin agua a más de seiscientos mil (600.000) habitantes de cinco municipios, sino también sin electricidad a gran parte del departamento de Caldas y una parte de Risaralda,  ya que los ríos San Francisco, San Eugenio, Campo Alegre, Campo Alegrito y Chinchiná, además de la quebrada La Estrella, son abastecedores de la reserva eléctrica La Esmeralda perteneciente a la CHEC (Central Hidroeléctrica de Caldas).

Ya queda en manos del pueblo santarrosano el decidir qué hacer con los posibles daños que se pueden presentar en un futuro no muy lejano, ya que como dice el presidente Santos, “la locomotora de la minería avanza muy rápido”.

*Nombre cambiado para reservar su identidad

Corrupción en Aguas y Aguas: ¿dónde están las pruebas?

Gastos improcedentes y no pertinentes, son algunos de los cuestionamientos contra la entidad prestadora de servicios públicos. Pago de gimnasios, canciones y patrocinio de equipos de fútbol profesional en entredicho, son algunas de las inversiones cuestionadas.

Por: Diana Lorenza Castellanos

dianis15castellanos@hotmail.com

Muchos hablan, comentan y critican la administración de la gerente de Aguas y Aguas, María Irma Noreña, cuestionando  algunas de las supuestas irregularidades que se han encontrado en esta empresa de servicios públicos. Lo cierto es que hasta el momento no hay ninguna prueba que pueda confirmar dichas  anomalías. La  pregunta es ¿no hay ninguna irregularidad y todo es transparente o son muy astutos y han sabido camuflar estos actos?

“Primera vez en 22 años que me encuentro a un gerente manipulando los contratos”, afirma  Jorge Hernán Penagos, comerciante de tubería y redes para alcantarillado.

Maria Irma Noreña (en el centro), Gerente Aguas y Aguas

Entre los actos más cuestionados de la empresa de Aguas y Aguas se encuentra la dilapidación de recursos, es decir, están gastando dineros que a juicio de varias personas  deberían ser invertidos en algo más productivo: “hay que mirar la eficiencia y la pertinencia del gasto”, asegura Carlos Alfredo Crosthwaite, ingeniero civil de la Universidad Libre de Pereira.

Ejemplo, la financiación de un video musical llamado “Ríos de agua pura”, que promueve el cuidado de los ríos, interpretada por Javier Enrique Rodríguez. La empresa se  gastó 21 millones de pesos, que para ellos se ven representados en la responsabilidad y conciencia que adquiere la gente por el cuidado de los ríos. Pero los sondeos muestran algo diferente, pues de una muestra de  10 personas, una sola conoce la canción. Adicional a ello se gastaron en difusión de imagen siete millones de pesos. “Hoy por hoy nadie se acuerda del tema, fue algo sin trascendencia alguna”, afirma Jorge Eduardo Hurtado, director artístico de RCN Pereira.

Refuta Diana Vega, comunicadora social y contratista de Aguas y Aguas, que “el poco impacto social se debe a que la difusión comercial se hizo solamente en comunidades aledañas a los ríos y en colegios”.

Otros gastos en entredicho

Otro ejemplo, el patrocinio con 3.000 millones de pesos al equipo del Deportivo Pereira, por tener en su camiseta el logo de la empresa. Logo que fue modificado, ya que un reconocimiento del 55% de la población no es suficiente para una empresa que es monopolio. “La mitad de la gente no lo conoce y le preguntan por el logo y la gente no sabe”, asegura Mauricio Cardona, comunicador social y contratista de la empresa Aguas y Aguas, para defender la inversión en el equipo, el mismo que llegó a sumar 32 fechas consecutivas sin ganar un partido.

Por último, un contrato con el centro de acondicionamiento físico BodyTech, en donde la empresa invierte 20 millones promoviendo el deporte a los empleados, algo fuera de las funciones de la empresa.

Estos son 4 gastos que han sido cuestionados y que para la empresa de Aguas todos tienen una razón y debida justificación, pero la pregunta sería ¿qué tan de acuerdo están los pereiranos con que la plata que pagan por el servicio de agua sea “invertida” de esa forma?

Aparte de lo mucho o poco que apoyen los ciudadanos, estas “inversiones”, aparentemente se salen del objeto social de la empresa: “La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Pereira S.A. E.S.P, tiene por objeto principal la prestación de los servicios públicos domiciliarios de acueducto y alcantarillado, incluyendo sus actividades complementarias”.

¿Gastos de servicio o de inversión?

En caso de tomar como gastos apropiados de la empresa los desembolsos  anteriormente cuestionados, hay otra conducta inapropiada, ya que estos deberían entrar como gasto de servicio y no de inversión. Es decir, Aguas y  Aguas tiene un presupuesto para gastos de servicios y otro para gastos de inversión, los de servicio se financian con el dinero que recoge la empresa y los de inversión con dinero del Estado. “Hemos considerado en algunos momentos la imagen corporativa como un gasto de inversión, es decir, es una inversión en la imagen de la empresa que da créditos y mejora la  proyección de la empresa”, dice Mauricio Cardona,

María Irma Noreña es la gerente administrativa de la empresa Aguas y Aguas, en recae la mayoría de señalamientos por corrupción, pues cabe denotar la fortuna que ha conseguido durante su carrera en la administración pública. “A mi no me consta nada, pero una casa de más de 1.500 millones en Cerritos, las segundas tierras más costosas del país, dejan mucho qué desear”, afirma Carlos Echeverry, columnista del periódico La Tarde, refiriéndose a la propiedad familiar que adquirieron los Noreña.

Noreña perteneció a la estructura administrativa de la empresa de telecomunicaciones Cable Unión, empresa dirigida por el ex senador Habib Merheg, quien de la mano del entonces alcalde Juan Manuel Arango, le ofrecen el cargo de gerente de Aguas y Aguas en el 2006. “Habib Merheg fue quien la posesionó, la llevó a ese puesto”, afirma Jorge Hernán Penagos.

Desde este año, se han venido presentando quejas y disgustos por la forma de contratación.  Aguas y Aguas es una empresa pública porque la naturaleza jurídica de esta es  “una empresa de servicios públicos mixta, perteneciente a la rama ejecutiva del poder público de orden municipal”, así lo expone Carlos Torres, secretario general de Aguas y Aguas.

Esta naturaleza jurídica le permite a la empresa de aguas contratar de forma directa y sin intermediario, personal por un monto de mil millones de pesos, facultad que dio la ley 142 para que estas empresas pudieran optimizar servicios y así ejecutar obras de manera rápida para garantizar la prestación  de los servicios. De acuerdo con esto, la gerente puede gestionar la contratación de  quien quiera y sin control alguno.

Esto ha generado, según los críticos, muchos sobrecostos a la hora de contratar, pues en esta modalidad los contratos se llevan a todo costo, a diferencia de las licitaciones públicas, que permiten la libre competencia de mercado y  una reducción de gastos.

“Ahí tenemos que confiar que ella es un ángel impoluto, eso no se le puede dejar con que la persona es impoluta y que es un dechado de virtudes, entre más virtudes impolutas tenga, más mecanismo de control debe tener la persona“, recomienda Fernando Arias, concejal del Polo Democrático Alternativo.

Formas de contratar

Otra forma de contratar es mediante invitaciones privadas, donde se llama a 3 o 4 proponentes, para que presenten una propuesta y la gerente escoge quién gana, sin importar el precio, si es más alta o más baja, ella decide a  quien contrata. De esta forma, muchas veces se direccionan los contratos: “simplemente les ponen tantos requisitos, que no todos alcanzan a entrar”, comenta un ingeniero en una reunión de  la Asociación de Ingenieros de Risaralda

Con esta forma de contratación, se dice que María Irma Noreña ha triplicado su patrimonio pues casualmente su esposo, ex personero de Pereira, con poca relación con el gremio de la construcción, compró la ferretería llamada “La casa del constructor”.

Ferretería La Casa del Constructor de la calle 14.

No necesariamente la empresa de Aguas y Aguas tiene que contratar con estas ferreterías para favorecerlas. “Eso le dan unas vueltas para disimular el tema de la contratación, por eso no aparecen directamente ellos involucrados, pero sí le dan la vuelta a través de otras ferreterías”, dice Jorge Penagos. Es decir, un ejemplo, el suministro de 200 medidores de agua, “La casa del constructor” los podría dar a 18 millones de pesos, pero la licitación se la dan al almacén Paris, quien le compra a “La casa del constructor” y le vende a Aguas y aguas en 22 millones. Esta sería una forma de favorecer el negocio de su esposo,  aumentando los sobrecostos.

Según Carlos Torres, las personas o entidades que invitan a las licitaciones, siempre son distintos, pues hay un registro de proponentes que está rotando constantemente, la dificultad esta cuando aparece una figura de “testaferrato” en los contratos.

Para Penagos, “hay un grupito de ingenieros a los que no les falta contrato” y todo esto es posible debido la falta de control. Esta forma de contratar también afecta a los jóvenes ingenieros que están a la espera de una oportunidad, para demostrar su talento y su habilidad, pero al contratar siempre  los mismos, estos jóvenes van quedando marginados de una oportunidad

Crear conciencia

Juan Carlos Valencia, plomero de Aguas y Aguas, y presidente de SINTRAEMSDES, Sindicato de Trabajadores de Empresas Públicas, afirma que el problema más que de corrupción es de conciencia.

“El problema está es en la gente, en la medida que la gente tenga claro la conciencia de que eso no se debe  hacer, que se tiene que trabajar por las condiciones que hay  en este país y que esas cosas vayan apuntando a mejorar la población colombiana, pues en esa medida cambiarán las cosas”, afirma Juan Carlos Torres

Al final de cuentas, legalmente no hay nada que pueda demostrar que esta empresa no está cumpliendo con los principios establecidos dentro del artículo 209 de la Constitución política que dice que “los recursos deben manejarse dentro de los principios de trasparencia de legalidad y serenidad de economía”. Pregunta el ingeniero Crosthwaite: ¿Hay legalidad cuando se contrata personas que no son idóneas?”. “Hay trasparencia cuando todo se adjudica a dedo, cuando se debe hacer licitación pública, hay economía cuando se gastan en objetos sociales que para nada corresponden con el objeto de la empresa.

Ahora el pueblo se debe preocupar por no dejar que el único patrimonio que le queda a los pereiranos y el cual le ha costado tanto a la gente y al gobierno sacar adelante, pase a manos del sector privado.  “Lo ponen bueno, lo ponen bonito, y después viene un empresario y dice: yo voy a operar el servicio,  como lo que ha venido pasando en Colombia, todo ya es privatizado”, remata Crosthwaite.

Fondos privados de pensiones, ¿financiamiento de especuladores?

Los colombianos invierten sus ahorros  en los fondos privados confiando  que en el día de mañana estos no se conviertan en una pirámide, que se derrumbe como un castillo de naipes que acabe con sus ilusiones.

 

Katherine Gallego Valencia

www.kathi152@hotmail.com

Los fondos privados, aunque demostrado solidez hasta el momento,  se pueden ver afectados por una crisis financiera. En una situación no deseada como esta entrarían en quiebra,  arrasando  con la economía del país y por supuesto con el futuro de millones de cotizantes y pensionados.

El ahorro que hacen los trabajadores  en los fondos de pensiones llega casi a  una quinta parte del PIB (Producto Interno Bruto), lo que no deja de ser preocupante ante las situaciones de crisis que se han dado de manera periódica en otros países, incluso de supuesta mayor solidez económica que Colombia.

José  Gustavo Isaza, abogado, afirma que “está en contra de los fondos privados porque  se juegan la plata de los asociados afiliados en la Bolsa; la edad del pensionado depende de lo que le duren los ahorros. Con el fondo del Seguro Social del Estado queda pensionado de por vida, pero con los fondos privados  de pensiones uno queda cubierto hasta los 75 años, si es que tiene todavía dinero ahorrado, hasta ahí le llego la pensión. El fondo privado tiene el riesgo de caer como una pirámide  o de quebrarse, más que un fondo del Estado. El fondo del Estado  nunca se quebraría”.


 
¿Dónde invierten la plata de los colombianos?

Los fondos de privados de pensiones  llevan diez años recaudando periódicamente los aportes pensionales de casi 5 millones de colombianos. En este tiempo han conseguido acumular 18,4 billones de pesos, una suma que representa el 8% del PIB y que es equivalente a ganarse 6.000 veces un Baloto de 3.000 millones de pesos.

“La Superintendencia  establece  tres tipos  de portafolio: agresivo, conservador y moderado; dependiendo del tipo de portafolio es la inversión, si es un portafolio agresivo autorizan que se puede tener  hasta el 70 por ciento  de esos dineros que se pueden invertir en acciones, el 30 por ciento se deben tener en renta fija, en títulos de deuda fija, dependiendo como se vaya protegiendo  el capital”, comenta Esneda Caicedo, Gerente de ING.

Esneda Caicedo, Gerente de ING

Las inversiones de los fondos de pensiones en moneda extranjera están representadas básicamente en títulos valores, por eso las ganancias o caídas no solo dependen del precio de la divisa como tal sino del valor y la rentabilidad de esos papeles.

“La Ley restringe las inversiones de los fondos a ciertos tipos de títulos valores, que en la práctica son: Títulos de deuda pública del gobierno (TES), acciones de empresas que circulen en el mercado de valores que tengan una calificación de riesgo denominada como positiva, CDT de bancos en cuentas en Colombia y en el extranjero y ciertas corporaciones de financiamiento comercial. La principal inversión de los fondos son los TES, 49% del total de las inversiones, acciones nacionales 33%, 14% en acciones y títulos en el exterior”, comenta Juan Pablo Fernández, asesor del senador Jorge Enrique Robledo.

Para el asesor, “luego el sistema de la Ley 100, además, se monta para financiar las operaciones de quienes especulan con acciones, TES y otros títulos valores en los mercados de valores nacionales y extranjeros y no para financiar la pensión de los colombianos. Por último, lo más leonino del sistema es que convirtió la ley en el techo, cuando antes era el piso.”

Cuando la gente se empieza a pensionar, estos fondos pagarán parte de esa pensión con los aportes de los que aún no se han pensionado. Ahora, ¿qué pasará cuando los pensionados sean más que los aportantes? Pues sencillamente no habrá con que pagar y pasará algo parecido a lo que sucede en una pirámide, donde los pagos a unos dependen de los aportes de otros, y cuando ya no haya   nuevos aportantes o estos son inferiores a los que cobran.  ¿El sistema colapsará?

Para algunos escépticos, los fondos privados administran los aportes de  pensión que realizan los trabajadores y las empresas, y cuando el aportarte cumpla los requisitos para adquirir su mesada, estos fondos tendrán que asumir el pago mensual al  pensionado  y sus beneficiaros en caso de muerte del  aportante. Hasta aquí no hay nada extraño. El problema es que los aportes recaudados no sean bien administrados y por consiguiente no garanticen la suficiente rentabilidad que les permita crecer y financiar las pensiones futuras.

“Los fondos  privados de pensiones no son inviables  si no que algunas personas no les favorecen  estar en un régimen privado como los son los fondos  de pensiones;  a otras personas  y algunos servidores públicos les conviene hoy por hoy  estar en el régimen de prima media como prestación definida, administrado por el seguro pero los fondos privados es una opción valedera para poderse pensionar”, recalca Jaime Alberto Sánchez, abogado experto en derecho laboral y seguridad social.

Otra visión se encuentra en un comunicado publicado por la AFP (Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones), rotulado como “El futuro del Sistema Privado de Pensiones, consideraciones técnicas”. En él se plantea que la inviabilidad del Sistema Privado de Pensiones ocurriría si se estableciera el aporte obligatorio al sistema público y voluntario al privado, además que dada la intangibilidad de los fondos estos no pueden servir para subsidiar pensiones de otros sistemas.

Fernández comenta: “No existe inviabilidad para las administradoras privadas de los fondos de pensiones. Los fondos privados de pensiones, a 31 de diciembre de 2010, manejan recursos por un monto de 114,3 billones de pesos, distribuidos así: 98,9 billones pensiones obligatorias, 9,7 billones pensiones voluntarias y 5,7 billones en cesantías. La rentabilidad acumulada, entre 2007 y 2011, de los fondos privados de pensiones obligatorias, por ejemplo, es del 14,85%, según los reportes de la Superfinanciera. La rentabilidad anual, en algunos casos, supera el 20%. Lo que sucede es que el esquema implantado por la Ley 100 hace inviable la posibilidad de pensionarse o de obtener una pensión digna a la mayoría de los afiliados a este sistema.

Tipos de regímenes pensionales

Según Fernández, “en Colombia existen tres regímenes pensionales: el de ahorro individual, el de prima media y los regímenes especiales. El de ahorro individual se divide en pensiones obligatorias de ahorro voluntario. En este las personas ahorran a lo largo de su vida laboral y una vez se alcanza una edad y unas semanas cotizadas, se adquiere el derecho a pensionarse. La pensión equivale, en principio, al 75% del salario devengado en los últimos diez a años. Puede ser más, dependiendo de lo ahorrado.

“Pero, en el país el 70% de la fuerza laboral o está en el desempleo o en la informalidad (el rebusque). Esto impide, entonces, que una parte importante de las personas logre cotizar las semanas suficientes para acceder a una pensión que no equivale a la totalidad del salario devengado al momento de pensionarse. Además, en promedio, de cada 100 afiliados al sistema de pensiones solo la mitad está cotizando en forma efectiva.

“El otro régimen, el de prima media, que es el que maneja el Seguro Social se basa en el principio de la solidaridad intergeneracional. Que significa que las personas jóvenes o en edad laboral, cotizan a un fondo común de donde se pagan las pensiones de los pensionados y, en el régimen anterior, el valor de pensión se calculaba de acuerdo con el salario devengado 12 meses antes de alcanzar la edad de jubilación.

“Existen dos diferencias: cómo calcular la pensión y la forma de adquirir el derecho (la edad). En la práctica resulta más equitativo el régimen de prima media que el de ahorro individual, agregando que financieramente es sostenible, pues posee un volumen suficiente de recursos”.

Cuando las personas se  trasladan de un fondo privado a otro fondo puede ser común o privado Según la ley, no pierde lo ahorrado, pues el fondo donde inicialmente ahorraba debe pasarle al que recibe un bono pensional que equivale a lo cotizado. El problema radica cuando se emigra de un sistema a otro. Es decir, del régimen de prima media al de ahorro individual y viceversa, en vista que se modifican las condiciones para acceder al derecho pensional.

“No pierden el dinero pero pierden el régimen de transición  y podría perder algunos  beneficios,  no es que pierdan la pensión ni que salga mas desmejorado  donde se encuentre”, afirma Saúl Carmona, Coordinador de  Pensiones.

El desplome del dólar y la desvalorización que han tenido este año las acciones y los títulos de renta fija han golpeado a los afiliados a los fondos de pensiones y cesantías.

Norbey Correa  Muñoz, asesor especializado del Fondo Porvenir, comenta que “¿por qué las personas  desconocen  cómo se maneja un fondo privado y no saben de verdad el problema que tienen los afiliados?, porque el Seguro social  es un peligro eminente  que puede reventar y colapsar  en algún momento. Colpensiones va  a ser un fondo privado”.

En los últimos meses, las pérdidas han sido la constante para los ahorradores, que están sintiendo en carne propia el bajón del dólar así como la desvalorización de los papeles de renta fija y las acciones.

Pero contrario a esta apreciación, Sonia Gaviria, gerente de Horizonte, comparte: “la caída del dólar no afecta  el pensionado por que el pensionado ya tiene una aseguradora  que le paga la pensión  a futuro, ya la tiene contratada y no depende de nada, los valores que pueden afectar son de los ahorradores”.

“La caída del dólar en los pensionados no tiene un impacto directo, ellos tienen sus cotizaciones  en los fondos de pensiones  pero a largo plazo el sistema general de pensiones sí se va a ver afectado  con la caída del dólar  por que al caer el dólar  las importaciones  se vuelven un poco más baratas, el aparato productivo nacional se resiente fuertemente y así se aumentan las tasas de desempleo  y las personas que van a cotizar a futuro van a ser menos, con salarios muy bajos”, afirmó Nicolás Montoya, especializado en Geopolítica

Aproximadamente el 16% de las inversiones de los fondos privados de pensiones obligatorias se encuentran invertidos en el exterior. Luego, si cae el valor del dólar en pesos se afecta la rentabilidad en pesos del fondo y esto afecta lo ahorrado por la persona y la rentabilidad del monto cotizado.

Según Fernández, “los fondos privados tienen montado un negocio con las cotizaciones de los pensionados, si en eso alguien se pensiona, pues bien, pero ese no es el objetivo. Además, resulta verdaderamente equitativo el sistema de prima media, pues en este las garantías para acceder a una pensión, de acuerdo con la edad y un ingreso digno, materialmente son mayores. De otro lado, los fondos privados, de acuerdo con la estructura de sus inversiones, no meten la plata al sistema productivo para así crear un círculo virtuoso que permita que los dineros siempre vayan al consumo, sino que, al contario, mandan los recursos a la especulación. Luego financian las operaciones especulativas en los mercados de valores nacionales y extranjeros y no, como debería ser, un mayor consumo de los ciudadanos lo que redundaría en mayores ventas, mayor producción, más empleo, más inversión y más consumo.”

Desde el año 1993, cuando se sanciona la ley 100, el gobierno, a través de la ley, crea un fondo. Ese fondo se denomina fondo de solidaridad pensional, se llenan los recursos  con las personas que ganan más de 4 salarios mínimos y si un trabajador  tiene muy buenos recursos  le donan 1%, entonces  ese programa debe de facilitarle subsidios a la comunidad, pero que esté cotizando en el Seguro Social. En este sistema siempre está descontando cada mes 85.000 pesos  para la pensión, entonces para todas aquellas personas que están desempleadas o  trabajan como independiente el fondo de solidaridad  les ayudan para que empiecen a cotizar para su pensión, cada mes ese fondo le paga la pensión de esa persona al Seguro Social,  dándoles la oportunidad que se pensionen con la ley que los cobije, ya sea la ley 100 o 797,  ellos dan la oportunidad que mantengan sus beneficios activos.

Liseth Johana  Bocanegra, coordinadora del programa pensión subsidial, afirma que “los fondos han tenido sus crisis, no hay todavía uno que se quiebre del todo, de todas maneras las personas ven muy lejos su pensión, pero cotizar vale la pena cuando uno  es un funcionario y tiene muchos ingresos  favorable, cotizar en fondos privados  que la capacidad económica da para un ahorro muy grande  pero cuando la persona es trabajador independiente,  lo mejor que puede existir para esa persona es el Seguro Social”.

“La metodología que maneja  un fondo privado  es invertir los dineros de las pensiones  y las cotizaciones  de las personas  en ciertos portafolios  de la Superintendencia  Financiera, que son los que vigilan los fondos  privados. Ellos definen que tipo  de portafolio pueden invertir de tal forma  que no entre a arriesgar  el capital  de futuro pensional de las personas  que están afiliadas  a un fondo privado. Aún así, hay un dinero  que los fondos deben de tener en Fogafin  que es el fondo de garantías financieras, donde están protegiendo estas inversiones”, afirma Caicedo.

Ante la diversidad de opiniones, no le queda otra alternativa al ahorrador  de los fondos privados que confiar en la buena fe de sus administradores. Sólo queda una pregunta final: ¿es asunto de fe o de dinero?